Saltar al contenido

La Comunicación y su importancia

afabilidad

 La Comunicación y su importancia

La comunicación es el proceso mediante el cual transmitimos ideas, sentimiento o creencias a otros; por lo general nos comunicamos a través de la palabra o el lenguaje oral que es la forma usual de hacerlo, sin embargo, la comunicación se compone así:

  • Verbal 7 % son palabras que se dicen.
  • No verbal 55 % a través de mímica, miradas, movimientos,
    gestos y aspectos personales
  • Tono de voz 38 % –modulación,
    pausas y silencios

Los elementos de la comunicación.

La Comunicación y su importancia

También la comunicación es un proceso humano complejo, al comunicarnos pretendemos establecer algo en común con alguien o tratamos de compartir alguna información, idea o actitud.

Igualmente hay varias formas de comunicación y el proceso es el mismo.

Los elementos que intervienen en el proceso de comunicación son los siguientes:

  • Emisor: Aquél que transmite la información (un individuo, un grupo o una máquina).
  • Receptor: Es Aquél, individual o colectivamente, que recibe la información. Puede ser una máquina.
  • Código: Conjunto o sistema de signos que el emisor utiliza para codificar el mensaje.
  • Canal: Elemento físico por donde el emisor transmite la información y que el receptor capta por los sentidos corporales. Se denomina canal tanto al medio natural (aire, luz) como al medio técnico empleado (imprenta, telegrafía, radio, teléfono, televisión, ordenador, etc.) y se perciben a través de los sentidos del receptor (oído, vista, tacto, olfato y gusto).
  • Mensaje: La propia información que el emisor transmite.
  • Referente o Contexto: Circunstancias temporales, espaciales y socioculturales que rodean el hecho o acto comunicativo y que permiten comprender el mensaje en su justa medida.

El diálogo no verbal.

Algunas señales como una mirada puede expresar más que muchas palabras, los gestos, el tono de voz, la mímica, los sonidos, los colores y más, son usuales en la comunicación. Con el fin de expresar lo que queremos debe existir coherencia entre lo que decimos y lo que hacemos.

A veces, el silencio puede ser más elocuente que mil palabras. De hecho no siempre debemos hablar, muchas veces lo que la otra persona necesita es ser escuchada. Es importante saber escuchar, pues así demostramos atención e interés hacia los demás. Escuchemos con empatía, poniéndonos en el lugar del otro; así lograremos una mejor comunicación.

error: Content is protected !!