Saltar al contenido

Degradación de la basura

Degradación de la Basura

Degradación de la basura

La basura es todo elemento que está considerado como un desecho al cual hay que eliminar. La degradación de la basura.

Se denomina basura a cualquier desperdicio o desecho, residuo o material no deseado o inservible.

De acuerdo con la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR) son ‘’aquellos materiales o productos cuyo propietario o poseedor desecha y que se encuentran en estado sólido o semisólido, líquido o gaseoso y que se contienen en recipientes o depósitos; pueden ser susceptibles de ser valorizado”.

El crecimiento de la población, el sobreconsumo y una cultura de producción que privilegia lo desechable por sobre lo retornable, han transformado a la basura en uno de los principales problemas ambientales y de contaminación existentes.

Un cambio de la mirada desde el concepto de basura al de residuo clasificable y reutilizable, puede encaminarnos a minimizar el problema.

Dentro de la basura, encontramos desechos y residuos.

Desecho: aquellos materiales sobrantes que aparentemente no pueden ser usados nuevamente. Como ejemplo: la basura hospitalaria, la radiactiva y los vertidos y materiales sólidos de las diferentes industrias.

Residuo: aquellos materiales que pueden tener valor en sí mismos al ser reutilizados o reciclados. Como ejemplo: envases de plástico o de vidrio, metales, ropa, papel y el cartón y la basura orgánica.

Quito produce diariamente alrededor de 2.200 toneladas de basura. El 60% (1.320 toneladas) corresponde a desechos orgánicos, que se originan en su mayor parte en los hogares.

El 40% restante (880 toneladas) son plástico, cartón, vidrio, caucho y desechos considerados como peligrosos. Cada ciudadano genera en promedio 1 Kg. de basura al día.

Clasificación de los residuos

Los residuos pueden ser clasificados según:

  • Sus características y orígenes: residuos sólidos urbanos (RSU), residuos de manejo especial (RME) y residuos peligrosos (RP).
  • Su fuente de origen: domiciliarios, industriales, hospitalarios, de construcción, etc.
  • Biodegradabilidad: orgánicos e inorgánicos
  • Composición, para efectos de manejo: papeles y cartones, vidrios, etc.
  • Su peligrosidad: tóxico, reactivos, corrosivos, radiactivos, inflamable, e infeccioso.

La clasificación de residuos más utilizada es según su composición y son residuos que generamos comúnmente en casa:

  • Residuo orgánico: de origen biológico, que alguna vez estuvo vivo o fue parte de un ser viviente (hojas, ramas, cáscaras y residuos de la fabricación de alimentos en el hogar, etc.).
Degradación de la basura
  • Residuo inorgánico: de origen no biológico, de procedencia industrial o de algún otro proceso no natural (plástico, telas sintéticas, etc.).
  • Residuos peligrosos: de origen biológico o no, que constituye un peligro potencial y por lo cual debe ser tratado de forma especial (material médico infeccioso, residuo radiactivo, ácidos y sustancias químicas corrosivas, etc.).

Degradación de la basura

La degradación es un proceso natural en el cual los materiales se van reintegrando a la naturaleza debido a la acción de algunos factores como la temperatura, la humedad y la presencia de ciertos microorganismos.

Este proceso tiene una duración distinta para cada tipo de material, y va desde pocos días para residuos orgánicos como papel, por ejemplo; hasta 4000 años en el caso de una botella de vidrio.

No todos los productos o sustancias se degradan a la misma velocidad, sino que dependen de varios factores:

La estabilidad de las moléculas que lo forman.

El medio en el que se encuentra que favorece o no la acción de microorganismos (agentes biológicos).

La variabilidad de las condiciones ambientales como lluvia, humedad, temperatura.

A continuación, tenemos algunos ejemplos, los periodos que se indican son orientativos.

Degradación de la basura

¿Cuánto dura la basura en degradarse?

Degradación de la basura

Cómo disponer tu basura

  • Antes de comprar algo, reflexiona detenidamente si realmente se necesita comprarlo.
  • Si decides a comprar algo, averigua muy bien si su proceso de manufacturación impacta al medio ambiente y si genera algún daño o injusticia social.
  • Evita los productos desechables, si no son estrictamente necesarios.
  • Rechaza las bolsas de plástico, si puedes, al hacer la compra, lleva tus propias fundas.
  • Compra el contenido y no el envase. Muchas veces se paga más por todo lo que implica la fabricación y la eliminación de los envoltorios, que se tiran directamente a la basura, que por el contenido.
  • Dar prioridad a productos con envases retornables o reutilizables.
  • Recuerda siempre depositar tus residuos sólidos en fundas fuertes, bien cerradas y dentro del contenedor.
  • Barre el frente de tu casa, cuida tus paredes y techos.
  • Cuando visites parques en la ciudad no dejes rastros de tu presencia. Recuerda depositar todos tus residuos en los tachos indicados y recoger las heces de tus mascotas.
  • Mantén una bolsita en mano para que deposites tus residuos y cuando esté llena la deseches en el tacho de tu casa.
  • Utiliza los baños públicos no hagas tus necesidades en la ciudad.
  • No tires a la calle los chicles recuerda que un chicle se demora 5000 años en desaparecer, para retirarlos de la calle los gestores deben arrodillarse y raspar uno a uno.
  • Separa el material reciclable en tu domicilio y llévalo al punto limpio más cercano.
error: Content is protected !!